Inicio
CatalánEspañolFrancésInglés
 

Exposición "Refugium, refugia", de Marco Noris

Exposición Refugium, refugia, de Marco Noris

Del 9 de noviembre de 2019 al 3 de febrero de 2020.

Targeto digital Marco Noris 001 rede

Refugium, refugia

Hace unos años, durante una visita al Museo Memorial del Exilio de La Junquera, conocí por primera vez la existencia del campo Joffre de Rivesaltes, un antiguo campo de concentración en el sur de Francia que se abrió en los años treinta del siglo pasado para alojar exiliados españoles. El campo quedó abierto casi 70 años, siendo también usado como campo de concentración durante la ocupación nazi y posteriormente como campo de internamiento de harkis argelinos.

La historia de Rivesaltes es un relato dramático que cruza todo el siglo XX y se presta a ser usado por todas las investigaciones sobre los acontecimientos más trágicos de la historia europea contemporánea. Rivesaltes no es exclusivamente un lugar geográfico, es también –o sobre todo ahora que las ruinas han dejado espacio a la memoria– un espacio emocional colectivo.

El trabajo aquí expuesto –realizado en su mayoría entre los años 2013 y 2016 y renovado ahora con una nueva propuesta expositiva– nace de los escombros del campo, verdugo y testigo del horror de las deportaciones nazis y del drama del exilio de miles de seres humanos. La memoria de Rivesaltes es viva y se enlaza hoy con los actuales campos que alrededor del mundo y en las puertas de Europa alojan a millones de vidas, millones de refugiados, millones de dramas: las  ruinas del campo son el pasado que conecta con el presente y con la actualidad política migratoria de la Unión Europea. Sin embargo este no es un trabajo sobre Rivesaltes. Tampoco pretende ser una investigación histórica. La historia funciona aquí más bien, como guía para un viaje por la memoria emocional colectiva, buscando la universalidad de la experiencia individual, más allá de épocas, confines y nacionalidades.

La palabra refugio tiene su origen en la palabra latina refugium. Este término se usaba indistintamente para referirse al lugar hacia el cual se huye o indicar una vía de escape. En otras palabras, hacía referencia a un sitio seguro de peligros (no necesariamente físicos e inmediatos) o a un medio para escapar de una situación peligrosa. Significa también “retorno, vuelta” y se    opone al concepto de “deserción”. El plural –refugia– se refería a lugares escondidos de las casas romanas donde el padre de la familia podía esconder sus bienes si había algún ataque de enemigos o algún incendio. Reparo, escape, retirada, salida. Términos que indican un recogimiento cuanto un movimiento hacia fuera, en todo caso un estado permanente de tránsito y peligro.

La obra presentada en “Refugium, refugia” retrata los lugares físicos y emocionales del desarraigo, lugares donde frecuentemente el entierro sigue al destierro, donde la necesidad de amparo es acompañada por su negación y donde la solución a la tragedia es solo el mal menor. Los campos son al mismo tiempo refugio y condena y certifican la pérdida de dignidad e identidad del refugiado, fracturado, apartado de sus raíces, de su tierra, de su pasado. Fosas   comunes, agujeros, túmulos, cajas… refugios reales o simbólicos, alternativas cínicas a las cínicas políticas europeas. El refugiado como la condición intrínseca del desterrado, donde en la misma imposibilidad de volver a casa se encuentra la absoluta y definitiva imposibilidad de tener otra, porque el desarraigo es un trauma irreversible que afecta a los fundamentos mismos del ser humano.

Marco Noris (Bérgamo, Italia, 1971) vive y trabaja en Barcelona desde 2003. Desde 2013 ha  dirigido su investigación artística hacia territorio y paisaje, ruinas y memoria histórica, moviéndose libremente entre abstracción y figuración. Más recientemente se ha acercado al andar cómo práctica estética y artística con “En frontera” (2017, beca La Capella/Barcelona  Producció) y “La Entrega” (2018, beca La Panera/CAN Farrera). Ha exhibido individualmente y colectivamente tanto en España (entre otros La Capella, La Panera, Museu Memorial de l’Exili, Galeria Trama, Galeria Contrast, Galeria Canem, Galeria Sicart, Templo Romano de Vic, Bienal de Vic, Matadero) como en el extranjero (París, Parma, Udine, New York). Entre 2015 y 2017 fue artista residente en Hangar, centro de producción de artes visuales en Barcelona. Actualmente es artista residente en Piramidón, centro de arte contemporáneo en Barcelona.

Actividad complementaria:

El sábado 18 de enero tendrà lugar, a modo de clausura de la exposición, una visita guiada a cargo de Marco Noris a su exposición del MUME y al Memorial de Rivesaltes, que saldrà en bus desde Barcelona, entre 8h y 19h.

 

Programa del dia

8.30h Salida de Plaça Catalunya, Barcelona (Delante de Hard Rock Cafè).
10.30h Visita a la exposición y al MUME.

12.00h Visita al museo y proyección de la vídeo-instalación artística Fugir, de Àlex Nogué (espacio Art i Memòria del MUME).
13.00h Comida
15.00h Visita al Memorial de Rivesaltes (este dia habrá celebraciones con motivo del75 aniversario de la liberación de los campos de concentración franceses).
18.00h Vuelta a Barcelona.

Reserva

El coste es de 20 € por persona y incluye transporte, menú y entrada al Memorial de Rivesaltes. Es necessario reservar antes pagando la cifra correspondiente (nos permite una mejor organización del evento).

Para  más información de la salida, de la reserva  y del pago, podéis hacerlo a través del web del MUME.

Más información de la exposición y del artista en el web de Marco Noris.